quinnpuckbeth4ever:

Mark Salling hanging at the LACOSTE pool party at Coachella

♥ 38 — hace 3 días on 14 Abr 2014 — via quinnpuckbeth4ever
failed.

imquinniefabs:

Comenzó a caminar lentamente hacia la guardería de la pequeña, la cual no quedaba demasiado lejos, pero se le haría difícil caminar con Beth entre sus piernas. Por eso mismo, se vio obligado a caminar paso a paso, lentamente, casi sin notar que Puck se estaba alejando. En ese momento, se sentía bastante preocupada por Beth, su pequeña. Se suponía que a cada rato se debía sentir mas tranquila, aún mas cuando no estaba yendo sola. Al escuchar a su hija, frunció el ceño y desvió su mirada hacia Puck, el cual ya se alejaba. — ¿Te vas sin despedirte? — Suspiró, sin lograr ocultar como se sentía en ese momento. Posiblemente tenía mas temor que su hija.

image

No iba a irse, esa no era la idea, pero si Beth lo veía, volvería a hacer el mismo proceso de maña y no entraría a la guardería. Por eso, al ver que la rubia le hablaba directamente a él, negó - No- pasó su mano rapidamente por su rostro, cerrando los orbes y frunciendo un poco el ceño. Beth miró a su madre y comenzó a llorar nuevamente, mirando al moreno y estirando sus brazos hacia él - “No quiel’o il’, no quiel’o - perseveró caminando lentamente hacia la puerta donde estaba el muchacho cerca del auto.

♥ 27 — hace 3 días on 14 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)
failed.

imquinniefabs:

Mientras toda la situación avanzaba, la rubia se entretuvo con su celular. Debía pedirle a alguno de sus compañeros que anoten los temas que vieron en las clases, para no atrasarse con las cosas. Minutos después, al escuchar a su hija, volvió a concentrarse en su pequeña sonrisa, con una dulce sonrisa. — Aquí estoy, bebé — Se acercó a su hija, quitándole el seguro lentamente y, así, tomarla en brazos. — Bien, bien — Suspiró, poniéndola de pie en el suelo, para así cerrar la puerta lentamente. — Ahora papi debe ir a hacer sus cosas — Miró a Puck al hablar, con el ceño fruncido, aunque le hablaba a su pequeña. — Recuerda lo que tenemos planeado para hoy — Le recordó, guiñándole el ojo, con una sonrisa cómplice.

image

— No— respondió la pequeña una vez que la rubia la dejó en el suelo, nuevamente volvía a poner su puchero en su rostro. Tomando la pierna de la muchacha, la abrazó. Noah ya comenzaba a mirar a Beth con cara de pena, tampoco tenía muchos ánimos de estudiar algo y dejarla a ella sola en un jardín infantil.. o eso se imaginaba. — Así es, mi amor — respondió acercándose para dejar la mochila de la pequeña en su espalda. Beth movía sus piernitas sin sacar su rostros de la pierna de la mujer. Aferrada,escuchó lo que la rubia le decía pero levemente, estiró su manito pequeña para tomar la de ella sin salir de su escondite — Mamo’s pal’a la casa— insistió mientras Noah “hacía que se iba, ” pues debía ir a “otro sitio” y así dejar entrever que tenía otras cosas que hacer

♥ 27 — hace 4 días on 13 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)

ruinedchildhood:

this episode changed me forever

♥ 207769 — hace 5 días on 13 Abr 2014 — via demolavender (source)
failed.

imquinniefabs:

¿Alguna vez has dudado de tu paternidad? — Enarcó una ceja con diversión, pero sin alejarse aún. Sin embargo, una vez que el motor se detuvo, supo que era el momento y lugar en el que ambos desarrollarían diferentes actividades. Por eso mismo, suspirando, decidió por fin alejarse de él, para así reforzar su sencillo maquillaje con ayuda de un pequeño espejo que siempre llevaba en su bolso, a todos lados. A pesar de que no los miraba, podía imaginarse perfectamente las expresiones de ambos; Beth intentaría por todos los medios que Puck sienta algo de lástima por ella (algo que la rubia solía hacer muy a menudo y, precisamente, lo implementaba de pequeña con sus padres para conseguir lo que quería), y le permita faltar “solo por ese día”. Una vez que finalizó con lo suyo, se bajó del auto, acomodando rapidamente su cabello. En ningún momento intervino, ya que la “seriedad” era trabajo de él con Beth.

image

Beth ya empezaba a moverse de un lado hacia otro para no ser sacada de su silla. Tenía las manos puestas en el seguro del  cinturón de seguridad y miraba a Puck con ese rostro lastimero que merecía conseguir algo.  Sin embargo, con Noah, en ese momento, no lo conseguiría. Tomando la mochila de la rubia pequeña en sus brazos para colocarlo en su espalda, habló—Si no te bajas, cerraré la puerta y te quedarás aquí sola— arremetió con cierta inseguridad en su rostro, Beth sabía que su padre no era capaz. Por ende, la pequeña simplemente sonrió con un “¡No!” bastante gracioso. A eso, continuó con fervor observando a la pequeña con su semblante serio — Está bien, entonces como tengo tu mochila, le daré estos juguetes a los niños del jardín — sonrió el morocho con orgullo en su rostro. Fue allí  donde rauda como un rayo, la pequeña sacó sus manos del seguro y empezó a llamar a su madre a viva voz porque no quería irse con su papá.  Noah sonrió de forma boba, por lo menos lo había conseguido.

♥ 27 — hace 5 días on 13 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)
failed.

imquinniefabs:

Recostó suavemente su cabeza en el hombro de él. Ésta era una de las tan limitadas situaciones en público que demostraba un poco de cariño ante el morocho. Su mano entrelazó la suya, negando con una sonrisa, al escucharlo. No quería ni mencionar la idea de que, si no tenía una de esas charlas con su hija, posiblemente terminaría siendo madre por sorpresa. Pero no era para nada malo, una vez que te acostumbrabas a la idea, claro. — No, en que logran sacar lo mejor y lo peor de mí. — Carcajeó antes de depositar un suave beso en el cuello de Puckerman, sonriendo con dulzura al escuchar a su hija. — Ya lo harás — Susurró para sí misma, cerrando sus ojos por un instante. Al escuchar al muchacho, alzó sus cejas, suspirando. — Ya estamos llegando tarde. — Recalcó, frunciendo el ceño. — Seguro le darán algo de desayunar en la guardería.

image

—Entonces es hija mía— carcajeó para así sonreir amablemente ante la respuesta de la chica. Era así, Noah era insoportable cuando quería, pero la rubia era demasiado delicada con ciertos asuntos y su  paciencia parecía tener un límite bastante pequeño y Beth era algo inquieta, pero no tan habladora. Agradeció en silencio aquel beso resguardado en su cuello y negó con su rostro a la vez en que sus vellos del brazo se colocaban en piel de gallina —Uy, no mientras manejo — contestó con picardía. Beth se quedó en silencio, jugando nuevamente con sus manos y el vaivén de su vestido. Al escuchar la respuesta de la rubia, el moreno afirmó y tomó su posición de padre- Seguro que sí- afirmó, doblando en la esquina para así estacionar en la nueva guardería de la pequeña. Una vez que el motor se apagó, Beth volvió a su puchero anterior —No quiel’e ir—negó, afirmandose  al seguro de la silla para niños en la que iba.  Puck la miró por el retrovisor. Sin decir nada, desabrochó su cinturón de seguridad y abrió la puerta- “Abajo”- contestó el moreno con la seriedad que a veces debía manejar.

♥ 27 — hace 5 días on 12 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)
Mark Salling in Rocky Road
♥ 619 — hace 6 días on 12 Abr 2014 — via enchantedadieu
#Pucky  
failed.

imquinniefabs:

Ya no sabía donde meterse. Se acomodaba en su asiento a cada rato como muestra de su incomodidad en el momento. ¡Y tenía razón! ¿Qué madre se encontraría encontrando una respuesta para evitar decirle la verdad a su hija de 4 años? Si, claro, todo eso era su culpa… ¿o de Puck? Lo miró de reojo con una sonrisa pícara. Él siempre había sido su guilty pleasure, desde el primer momento que había cruzado miradas con él. Cuando quiso darse cuenta, se encontraba acariciando el brazo de él con su dedo índice. La rubia decidió no decir nada mas sobre el tema, esperando que su hija lo olvidara. — En ese aspecto, salió a ti — Afirmó, susurrando sobre el oído del morocho con una sonrisa. 

image

Manteniendo la sonrisa en su semblante y sin quitar la mirada hacia delante,  el morocho, pasó su mano hacia el muslo de la muchacha con ternura al sentir su dedo por su brazo —¿En lo quisquillosa y preguntona? — mencionó el morocho entre risas.  Beth había comenzado a jugar con sus manos hacia arriba, haciendo diferentes gestos que producían en ella una entretención imaginaria - “Mamá”- volvió a hablar la pequeña sin antes pensar en lo que iba a hablar. Noah apretó la pierna de la rubia al escuchar nuevamente la voz de la chiquita - “Yo no gl’ito como tu” - perseveró, pero al segundo cambió el tema. Noah soltó una carcajada enorme que llegó a estremecer su mismo pecho, sin embargo no respondió, mantuvo su margen frente al auto - “Tengo hambl’e”- punto y coma. No volvió a mencionar acerca del asunto anterior.  En eso, el jardín de la pequeña ya se veía por la calle donde venía. Sin embargo, la duda arremetió contra el moreno —¿Tomamos desayuno?— preguntó olvidando aquella parte importante de la mañana, cuyo limbo vagaba en su mente. 

♥ 27 — hace 6 días on 11 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)
failed.

imquinniefabs:

Inmediatamente la rubia puso los ojos en blanco, sin saber qué decir. Porque, claro, no iba a decirle a su hija de tres años lo que verdaderamente estaban haciendo. Posiblemente, en unos años, se lo diría, pero por el momento era mejor dejarlo así. Sonrió al escuchar al moreno, por lo que le dio suaves golpecitos en su cuello. — ¿Estás bien, Puck? — Preguntó, con fingida preocupación, mientras, mediante diferentes y disimuladas miradas, le rogaba que le diga qué decirle exactamente. — ¿Yo gritar? — Soltó una pequeña risa, algo forzada, poco antes de suspirar con total tranquilidad. — Fue… había visto una araña en el suelo. — Asintió con seguridad y suma confianza. — ¿No, Puck? — Le preguntó al moreno, sin ser capaz de mirar a los ojos a su hija. Por dentro, se estaba insultando a ella misma por no ser capaz de guardar silencio en situaciones así.

image

El morocho continuaba tosiendo, pero ocultaba la risa entre tanto. Estoy bien- sonrió, guiñando su ojo para mantener la sonrisa pícara y cesar su tos momentánea.  Beth perseveraba en su movimiento de piernas pero hablaba sin temor alguno. Era algo espontáneo, que provenía de su mente.  Noah pedía en su mente que aquella conversación cesara  y que no la comentara en su primer día de escuela - Sí, tu, tu,tu gl’itas, mamá- contestó la pequeña observando distraida hacia afuera- ¡noooo! - gritó segura- Las al’añas no están en las camas- afirmó suspirando entre medio.  Entretanto, Puck continuaba riendo despacio con sus orbes semi cerrado sin perder el hilo del manejo en la calle-  Mi amor, habló el muchacho. Tu mamá a veces grita porque tiene mucho que leer y es la mejor forma para poder estudiarlo de una sola vez- pensó el hombre arrugando su entrecejo - ¡Oh, mira! - continuó - ¡Qué lindo el perro que hay afuera, Beth!- mencionó para así cambiar el tema radicalmente.

♥ 27 — hace 6 días on 11 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)
failed.

imquinniefabs:

Asintió como respuesta a Puck. Aunque por su cabeza había pasado la idea de contarle todo el maravilloso plan de ese día, supuso que no quería saberlo, por lo que se concentró en la conversación que estaba teniendo con su hija. — ¿Sabes por qué? — Le preguntó a su hija con una sonrisa, y se acercó un poco a la pequeña, como si fuera a decirle un secreto confidencial. — No le gusta dormir solo porque le tiene miedo a la oscuridad. — Le informó, soltando una pequeña risa al final, con un tono de voz algo infantil. — Si no duerme acompañado, comienza a llorar como un bebé. — Afirmó con cierta seriedad al final.

image

Conociendo el silencio perpetuo, comenzó a manejar sin exigir nada más al respecto. Manteniendo su boca cerrada, escuchó la conversación que ambas mantenían. Le parecía estupendo que algo así ocurrieran, ambas eran muy parecidas y Beth al hablar, pretendía comportarse a una altura muy similar a la que su madre quería imponer. La pequeña, moviendo incesablemente sus pies que colgaban, escuchó con risa lo que la rubia confesaba- ¿Y po’l eso tu tamien’ gl’itas en las noches? -soltó la pequeña de una. Habían veces en las que ella se despertaba y casualmente sus padres estaban teniendo relaciones sexuales, como fue la ocasión hace semanas atrás. Tosiendo como si se hubiese atorado con la mísera de saliva, Noah se encontraba en un estado de risa y verguenza, La conversación tierna, se volvía extraña.

♥ 27 — hace 1 semana on 08 Abr 2014 — via imquinniefabs (source)